La generosidad de un emprendedor ejemplar

La generosidad de un emprendedor ejemplar

Se llama Félix Revuelta y preside un grupo internacioal de empresas cuya marca más conocida es Natur House. El pasado día 10 cumplió 70 años y no se le ocurrió mejor idea que proponer a sus familiares y amigos que los regalos que pensaban hacerle para celebrar tan memorable aniversario consistieran en realizar una donación a nuestra Asociación con el compromiso de que él duplicaría la cifra final transfiriendo a nuestra cuenta la misma cantidad que el conjunto de sus desprendidos amigos. Y así ha sido, convirtiéndose en el mejor regalo que hemos recibido en nuestra larga trayectoria de acción e intervención social de una sola tacada: 70.000 euros. Los Reyes Magos han llegado fuera de temporada. El 10 de julio quedará como fecha emblemática en la Asociación Horizonte. En justa compensación, meramente simbólica, le hemos ofrecido impartir gratuitamente nuestro Programa PIVESPORT a la cantera y equipos base de la U.D Logroñés que también preside, como buen riojano de nacimiento. Esta idea de convertir los acontecimientos personales o familiares en acciones solidarias parece que empieza a alumbrarse tímidamente y nos parece genial. Al fin y al cabo, una parte de nosotros no necesitamos regalos materiales y en esta acción de donar ganamos todos: quienes lo hacen, quien celebra su festividad y la causa a cuyo beneficio se realiza. Ideas brillanes del siglo XXI. Que cunda el ejemplo. Gracias querido don Félix Revuelta: nuestro eficaz equipo de profesionales podrá disfrutar sus días de vacaciones con más...
UNA TARDE DE VERANO

UNA TARDE DE VERANO

Llega el mes de julio y con él, el periodo preferido por los niños y niñas: las vacaciones de verano. ¿Quién no recuerda esta época del año como una de las mejores de nuestras vidas? Por delante, más de dos meses de tiempo libre, piscina, playa, reencuentros familiares, aventuras con amigos, cabañas en el árbol, juegos y diversión. Aunque entramos en un periodo de paréntesis de las obligaciones escolares y se guardan los libros, los cuadernillos, los estuches, esos lápices ya castigados por el sacapuntas, las gomas de borrar menguadas por su uso, las reglas y demás material escolar, no se debe detener ese otro trabajo silencioso y casi invisible de educar en la autonomía personal, civismo y en la convivencia basada en el respeto, la empatía y la igualdad. Cualquier lugar es bueno para trabajar la autonomía personal de los/as niños/as, siendo el ámbito familiar el escenario ideal para enseñar esos otros aprendizajes que contribuyen a que los niños se vayan convirtiendo en personas cada vez más independientes. Involucrar a los/as niños/as en tareas domésticas para que asuman algunas responsabilidades y las integren en su día a día tales como ayudar a cocinar platos sencillos, poner y quitar la mesa, hacer las camas, barrer, poner una lavadora, etc. proporcionará habilidades domésticas que les serán de gran utilidad en el futuro. ¿Y si además trabajamos la convivencia basada en el respeto, la empatía y la igualdad a través de actividades deportivas o de otro tipo? ¿Y si encauzamos su tiempo libre para que realicen actividades lúdicas dirigidas a potenciar sus habilidades y valores y, al mismo tiempo, los alejamos...